LAS ESCENAS DE LA PROCESIÓN Y DEL SERMÓN

Entrando en la capilla del Rosario, encima de la pintura de la batalla de Lepanto, enmarcada en un medallón y rodeada de guirnaldas de flores, vemos la escena de la procesión de la Virgen del Rosario. Unos religiosos dominicos llevan en procesión a la Virgen sobre una tarima. Detrás van las autoridades religiosas, entre las que destaca el Papa, identificado por la tiara. La procesión camina por una calle principal en la que se distinguen edificios señoriales. A través de la técnica del falso balcón el pintor Eugenio Gilló (1704) crea la ilusión de perspectiva y espacio.

Justo enfrente, encima del cuadro de la adoración eucarística de Rodolfo I, vemos otro medallón con la escena del sermón. Aunque el dibujo tiene algún desperfecto, se muestra la imagen de un religioso asomado a un balcón que se dirige al pueblo reunido. De su boca sale un cartel con la palabra “Victoria”.
Las dos escenas hacen referencia a la victoria de la batalla de Lepanto de 7 de octubre de 1571. La primera nos recuerda que, mientras se estaba combatiendo, el Papa Pío V salió en procesión rezando el rosario rogando por el triunfo de la flota cristiana. En la segunda se anuncia al pueblo cristiano que, gracias a la intercesión de la Virgen, se ha alcanzado la victoria.

CONTINUAR LA VISITA