APORTACIONES ECONÓMICAS

La Iglesia Católica, para poder cumplir con la misión que Cristo le encomendó, necesita disponer de unos ingresos con los que atender sus gastos.

El Decreto del Obispado de Segorbe Castellón de 29 de diciembre de 2015, sobre cuestiones económicas, en sus aparados del 8 al 10, establece lo siguiente:

“Cuotas periódicas de los fieles
8. Un medio reciente de cumplir los fieles con su deber de ayudar a la Iglesia en sus necesidades son las cuotas periódicas, normalmente mediante la domiciliación bancaria. Es tarea de los pastores y responsables en la economía parroquial y diocesana sensibilizar a los fieles de este medio de colaboración con la financiación de la Iglesia. Se recuerda que estas cuotas son donativos, que desgravan fiscalmente mediante certificado expedido por la parroquia o por la administración diocesana.
9. Las cuotas periódicas de los fieles han de servir a la financiación de la Iglesia diocesana en sus parroquias, entidades y organismos, favoreciendo la intercomunicación de bienes en la Iglesia mediante una justa y equitativa distribución de los mismos. La cuotas periódicas podrán hacerse en favor de la Iglesia diocesana o de cualquiera de las parroquias.
10. Todas las cuotas periódicas hechas en favor de las parroquias a partir de la entrada en vigor del presente Decreto y las anteriores cuotas parroquiales gestionadas bien por la administración diocesana bien por las parroquias, se destinaran al 100% de su importe a la parroquia respectiva.
Igualmente se destinará a la Iglesia diocesana el 100% del importe de las cuotas hechas específicamente en favor de la misma.

Os invitamos a colaborar en el sostenimiento de los gastos de la Parroquia a través de donativos, a ser posible mediante la domiciliación de una cuota mensual, trimestral o anual. Debéis saber que estas aportaciones tienen una importante desgravación fiscal en el impuesto sobre la renta.

Para hacer efectivas estas aportaciones mediante domiciliación puede utilizarse el impreso que se descarga pinchando a continuación.

Pinchar para descargar impreso

Se ha de imprimir el archivo PDF, cumplimentar y entregar en las oficinas parroquiales.

Así, los donativos a la Iglesia que se hagan el en 2017 desgravarán en la Declaración de la Renta que se presenta el 2018 del siguiente modo:

-Los primeros 150 euros del total de los donativos desgravan el 75 por ciento (así, se donan 150 euros la cuota del impuesto a pagar se reduce en 112 euros).

-La cantidad que sobrepase los 150 euros desgrava el 30 por ciento. Pero si el donativo se mantiene durante tres años el porcentaje de deducción es el 35 por ciento.

Todos salimos ganando con estos donativos.